Trasplante de microbiota fecal y síndrome de intestino irritable

El trasplante de microbiota fecal es un tratamiento con mucho potencial para patologías digestivas. Aquí te dejo toda la información más relevante sobre este tratamiento en síndrome de intestino irritable. Claro y conciso 😉

¿Qué es el trasplante de microbiota fecal?

El trasplante de microbiota fecal (TMF) es un tratamiento que se centra en la trasmisión de heces de un donante sano a un paciente. Se realiza en patologías donde la microbiota o patógenos pueden influir en los síntomas o desarrollo de la enfermedad (estudio)

Sé que puede sonar asqueroso, pero realmente es un procedimiento bien diseñado que podría llegar a aportar beneficios reseñables a muchas personas, así que dale una oportunidad 👨‍🏫

Las patologías digestivas donde más se está estudiando son el tratamiento de Clostridium difficile, enfermedad inflamatoria intestinal (colitis ulcerosa y Crohn) y síndrome de intestino irritable. Aunque, hay otras muchas donde se está probando. En la única práctica clínica que está bien aceptado es en la infección de Clostridium difficile resistente. Es decir, cuando falla el tratamiento habitual se puede optar por usar el TMF obteniendo buenos resultados en la curación. Incluso ya hay un producto aprobado para ello (información)

En el resto de patologías mencionadas parece poder llegar a ser una línea de tratamiento, pero aún hay resultados dispares entre algunos estudios y dudas en los procedimientos, de los que hablaremos más abajo 👇👇

Beneficios del trasplante de microbiota fecal en síndrome de intestino irritable

Hay algunos resultados dispares en sus beneficios, pero probablemente esto se deba a los distintos procedimientos utilizados (estudio)

Aquí te dejo 3 trabajos que apoyan el beneficio del trasplante de microbiota fecal en síndrome de intestino irritable:

En este estudio se valoró si había una mejora de los síntomas y cambio en el perfil microbiano de pacientes con intestino irritable. Se dividieron en 3 grupos con 30g de heces de un donante, 60g del mismo donante y 30g de placebo (propias heces del paciente) durante 3 meses.

La entrega se hizo en el duodeno distal (intestino delgado). El paciente elegido cumplió una serie de requisitos para considerarse una persona sana y con un perfil microbiano sin disbiosis. Para que os hagáis una idea os dejo una breve descripción del donante:

“Varón sano de 36 años con un índice de masa corporal normal, nacido por parto vaginal, había sido amamantado, no fumaba, no tomaba ninguna medicación, sólo había tomado unas pocas veces antibióticos, hacía ejercicio con regularidad y consumía una dieta específica para el deporte que era más rica en proteínas, fibra, minerales y vitaminas que la dieta media. Tenía una gran diversidad microbiana (normobiosis)”.

La mejora de los síntomas tanto a las 2 semanas, 1 mes y 3 meses fueron mayores en el trasplante de microbiota que en el placebo. Siendo aún mayores en el trasplante de 60g que en el de 30g. En los grupos de trasplante hubo una modificación de la microbiota que podría asociarse con las mejoras producidas.

Los eventos adversos fueron dolor abdominal, diarrea y estreñimiento que se resolvían a los pocos días y 2 pacientes que desarrollaron diverticulitis, los cuales ya habían padecido ataques antes del estudio.

Trasplante microbiota y síndrome intestino irritable
Comparación entre grupos (El-Salhy et al., 2019)

Este otro estudio es muy interesante porque es el seguimiento de los pacientes del estudio anterior durante 3 años. Lo que se puede ver es que la mejora en síntomas, fatiga y calidad de vida se mantiene a lo largo de los 2 y 3 años en un porcentaje más significativo de pacientes con el trasplante que con placebo. Además, el índice de disbiosis mejora en todos los casos salvo placebo.

Este estudio aporta información respecto a la duración de los beneficios y seguridad del procedimiento.

Trasplante microbiota y síndrome intestino irritable
Comparación entre grupos a los 2 y 3 años. (El-Salhy et al., 2022)

Este tercer estudio quiso valorar el trasplante de microbiota en colon o intestino delgado usando el mismo donante de los estudios anteriores (por haber tenido buenos resultados). Una de las dudas en el trasplante de microbiota en intestino irritable es si es mejor administrarlo en colon o intestino delgado.

Se dividió a los pacientes con intestino irritable en 3 grupos con 90g de heces en el colon, 90g de heces en el intestino delgado (duodeno distal) y 2 dosis de 90g de heces en un intervalo de una semana en el intestino delgado (duodeno distal).

Los 3 grupos parecen obtener los mismo beneficios a corto plazo, pero a largo plazo la mejora se mantiene más cuando el trasplante se realiza en el intestino delgado. Además, parece que la doble dosis obtiene mejoras mayores que la dosis única.

Trasplante microbiota y síndrome intestino irritable
Comparación entre grupos. LI (colon); SI (intestino delgado).
(El-Salhy et al., 2023)

Este último estudio lo menciono para que veas que en SIBO también se ha probado el trasplante y parece que se pueden obtener beneficios. Aunque, considero que no tiene la calidad y utilidad de los anteriores por falta de información y otro detalles. Cuando la investigación avance podría ser que se utilice para apoyar su uso en SIBO, ya lo veremos.


Conclusión: el trasplante de microbiota fecal en síndrome de intestino irritable podría ser un tratamiento útil. Aún hay procedimientos que estandarizar y un perfil de seguridad que cumplir para aplicarse en la práctica clínica, pero parece ir por buen camino. Abajo os comento algunas dudas y problemas con respecto a esto 👨‍🏫

El síndrome de intestino irritable y el SIBO son patologías complejas que requieren de la ayuda de un Dietista-Nutricionista. Si necesitas ayuda puedes contactarme 😊👌

Dudas y problemas con el trasplante de microbiota fecal

Hay una serie de puntos clave a tener en cuenta con este trasplante, tanto en SII como en otras patologías. Te dejo los principales:

Elegir el donante

Uno de los principales, es probable que gran parte de los beneficios de la intervención vengan del donante elegido. Por ello, se establecen una serie de requisitos para intentar obtener resultados positivos en la intervención y que también garantice la seguridad eligiendo a personas sanas, sin patógenos o posibles patologías trasmisibles (incluido COVID) y que tengan un estilo de vida y antecedentes adecuados (antibióticos, drogas, patologías…).

Un súper donante se considera un donante que produce resultados más exitosos que otros donantes aptos (estudio)

Hay desconocimiento si de alguna forma, según el donante y paciente elegidos, se pueda incrementar el riesgo de patologías que se desarrollen más a largo plazo como cáncer, enfermedades autoinmunes y otras.

Te dejo por aquí un consenso europeo de trasplante de microbiota fecal, por si quieres ampliar información respecto a esto y otros puntos (estudio)

Dosis, sitio de administración y manejo de las muestras

Hay dudas en la dosis más adecuada a usar, el sitio para administrar y la forma de hacerlo. También puede haber problemas con el manejo de las muestras y almacenamiento.

Por ejemplo, hay estudios que usan cápsulas orales, enemas, gastroscopia, sonda nasoyeyunal, antibióticos antes del trasplante, etc.

Selección de pacientes adecuada y riesgos

Elegir a los pacientes que más se puedan beneficiar y menor riesgo presenten.

Se ha dado algún caso en pacientes mayores con patologías complejas y con riesgo de estar inmunodeprimidos donde ha habido bacteriemia y muerte tras el trasplante (estudio)

Por ejemplo, una medida que se plantea puede ser evitar, al menos por ahora, a pacientes inmunodeprimidos y/o con enfermedades sistémicas.

Conclusiones

  • El trasplante de microbiota fecal es la trasmisión de heces y microbiota de un donante sano a un paciente, en la mayoría de casos con patologías donde puede influir la microbiota ✅
  • Las patologías digestivas donde más se está estudiando es en infección por Clostridium difficile, enfermedad inflamatoria intestinal y síndrome de intestino irritable ✅
  • El trasplante de microbiota fecal solo está aceptado en la práctica clínica de la infección de Clostridium difficile resistente ✅
  • Se han visto beneficios con el trasplante en pacientes con síndrome de intestino irritable en síntomas, fatiga y calidad de vida ✅
  • Los resultados parecen dependientes del donante, dosis, sitio de administración, manejo de las muestras y el tipo de pacientes ✅

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoVolver a la tienda
    Abrir chat
    1
    Víctor Sánchez Nutrición
    Hola 👋
    Escríbeme si te surge alguna duda :)